Carácter propio<br>Nuestras convicciones

Carácter propio
Nuestras convicciones

Nuestras convicciones



En la vida todos nos identiicamos por unos rasgos concretos, a ti y a nosotros, como escolapios, nos distinguen las siguientes características.

01 Niños y jóvenes, centro de la escuela: sois acogidos, reconocidos y considerados desde vuestra singularidad. Se os respeta, facilita la participación y atiende con afecto, en un ambiente positivo y seguro. Los educadores mediamos en vuestro aprendizaje, facilitando los procesos educativos y pastorales que mejor valoramos en cada etapa. Promovemos la defensa de vuestros derechos y el desempeño de vuestros deberes.

02 Abiertos a los más frágiles: somos acogedores, cercanos, abiertos e inclusivos. Evitamos toda exclusión, y de manera especial la de los más débiles y necesitados por razones sociales, económicas y culturales. Contamos con procesos correctivos, educativos y de acompañamiento, de manera especial para los alumnos que presentan necesidades especíicas. Patrocinamos servicios becados y gratuitos. Trabajamos en red con agentes sociales y eclesiales.

03 Preparamos para la vida: somos escuela del siglo xxi, que facilita la educación integral y el desarrollo de las competencias actuales. Promovemos la organización lexible, el uso de metodologías activas, el intercambio de “buenas prácticas” y la evaluación de todos los procesos educativos que se realizan. Un objetivo es atender las necesidades de cada alumno y minimizar el fracaso y el abandono escolar, con calidad. Velamos por el equilibrio entre excelencia y equidad.

04 Formamos parte de la Iglesia y vivimos el Evangelio de Jesús: con profesores y otros agentes educativos, que conocen la sociedad actual y formados pastoralmente, nos proponemos acompañar a los alumnos y a sus familias en la interioridad, la escucha y el propio conocimiento.